viernes, 30 de noviembre de 2012

El ALMA de La Madrid

Hace tan solo pocos meses pude pisar este suelo: General La Madrid.
Al principio mi ojo comenzó a reconocer espacios comunes a nuestra pampa.
Pude ver como  ese paisaje empezó a ser transitado por gente, personas, individuos que hacían que cada rincón fuese único. Y ahí es donde, como protagonistas aparecieron,  Miriam, José,  Daniel, Stella, Elina, Silvia. Ellos iban conectándose conmigo y con mi lente. Con su verba y con lenguaje corporal iban describiendo la esencia de La Ma, como ellos lo llaman.
De a poco yo también hice esa tierra propia. Desde la imponente entrada de la Casona  Laplacette hasta la plaza principal. Desde la estación de trenes hasta la antigua y abandonada estación de servicio YPF.
Pude despertar  y sentir el olor a tierra húmeda, el canto de los pájaros y el saludo amigable de los vecinos que salen desde temprano con sus bicicletas.
Allí todo es PAZ. Todo es Armonía. Todo brilla, el sol y el ALMA de La Madrid.









jueves, 29 de noviembre de 2012

Nuestro Litoral (Segunda parte)

Allá por las tardes
Allá en mi pueblo la tarde es azul, transparente 
Tiene un silencio largo, extendido y sin embargo 
Se escucha todo en detalle, a veces pareciera 
Tener sonoridades como de infinitos cristales 
Cayéndose, rozándose, rompiéndose por todas partes 
Como una llovizna o como una música 









Allá a lo lejos se escucha un canto 
Chamamecero junto al arroyo 

Un musiquero medio inclinado en el acordeón 

Se busca el alma en el instrumento 
Bien estirado junto a su pecho 
Y por el monte silbando un ave vuela hacia el sol 










Con su tinaja de barro y luna 

La noche viene por la espesura 
Y como un cirio al lucero enciende 
Su llama antigua en el arrebol 
Tras la ventana de una casona 
Hay una anciana rezando a solas 
Su novenario mientras los niños 
Le cantan rondas alrededor 

Por las lagunas los teru teru 

Y acaso un duende chamamecero 

Le está encendiendo todos los brillos al pedregal 
Una guitarra de pescadores 
Busca la orilla en los albardones 
Y un grillo chilla desafinado en el arenal 









Medio achispado con guaripola 

Viene un paisano por el sendero 
Y entreverado con los jilgueros 
Recién nacidos quiere cantar 
Se le atraviesa una garza mora 
Revoloteando por las totoras 
Entre los últimos benteveos 
Atardecidos que ya se van 




Cómo me gusta mirar la tarde 

Desenredándose en los palmares 

Con la fragancia inocente y pura 
Que trae el viento del naranjal 










Qué lindo suena en el entrevero 

De las chicharras y los jilgueros 
El canto manso y chamamecero 
De los paisanos de mi lugar
                                                                                    
                                                                                                    Teresa Parodi








miércoles, 28 de noviembre de 2012

La obra Salamone

De genios y de locos esta inundada la historia del Arte. En este caso sin ser calificado como Artista nos encontramos ante la presencia de un caballero que supo en su época transformar la mirada ajena. Provocarla, instigarla, hostigarla. En medio de la lucha, toma el guante y acepta el desafío. Es ahi donde muestra con su obra arquitectónica, la monumentalidad de su pensamiento. Quizás por ello y viendo cada trazo pensado y medido, y la creatividad jugando con la "piedra líquida"es que me atrevo a decir y llamarlo "ARTISTA".
He aquí un poco de su historia:
Nació en León Forte, Catanea, Sicilia el 5 de junio de 1897. Llegó a Buenos Aires en cuando su padre, un constructor siciliano decidió buscar fortuna en el mundo.
Se dedicó al oficio de su padre. La construcción, inició sus estudios en la Plata y la finalizó en la Universidad de Córdoba. En 1917 egresó con el título de Arquitecto e ingeniero.
Su magnífica obra comenzó en 1930 con el golpe militar de Uriburu.
Salamone tenía una gran amistad con el gobernador de la provincia de Buenos Aires , Fresco, éste le dio a Salamone el trabajo de realizar estos maravillosos proyectos en la pampa húmeda.
Su trabajo se caracteriza por tres tipos de construcciones: municipalidades, portales de cementerios y mataderos.
·         Palacios Municipales. Características principales: la monumentalidad y las torres que simbolizan la avanzada de la civilización sobre el desierto. Coronel Pringles es el mayor exponente.
·         Los Cementerios. Se caracteriza por su monumentalidad y enormes portales simbolizan el cuerpo del que reposa reintegrándose a la tierra.
·         Los Mataderos. Funcionales en su representación arquitectónica. Uno de los principales exponentes es el de Coronel Preingles cuya torre simboliza la hoja de una cuchilla.
Cuando terminó la administración del gobernador Fresco, en 1940, Salamone y su familia se instalan en la capital, desde donde dirige múltiples obras de pavimentación urbana.
Francisco Salamone fallece el 8 de agosto de 1959 y sus restos descansan en el cementerio Jardín de Paz.













martes, 27 de noviembre de 2012

Nuestra Patagonia ( Segunda parte)

video

Nuestra Patagonia ( Primera parte)

La ciudad de San Carlos de Bariloche fue fundada oficialmente el 3 de mayo de 1902. El nombre Bariloche proviene del idioma mapuche, y es un derivado de la palabra vuriloche, que significa "gente del otro lado de la montaña". Este nombre le daban los mapuches de Chile a los habitantes del lado Este de la cordillera. San Carlos se originó a partir del almacén de ramos generales de Don Carlos Wiederhold, un inmigrante chileno de origen alemán instalado en 1895 en el actual centro de la ciudad. Luego, al fundarse la ciudad, el nombre fue mal entendido en una carta que le fue enviada a Wiederhold, pasando de Don Carlos a San Carlos, mezclando así su nombre con el de la ciudad.
Entre los años 1901 y 1905 vivieron en la zona los famosos ladrones de trenes y bancos Sundance Kid y Butch Cassidy, que por esa época tenían una estancia en las cercanías de Cholila, en el territorio de Chubut. Dejaron la zona al enterarse de que los perseguía un detective de la famosa agencia Pinkerton. Los bandoleros dejaron evidencia de su paso por la zona en los registros del almacén de ramos generales ubicado en el nacimiento del río Limay, a pocos kilómetros de Bariloche.
A finales de la década de 1930 se emprendió la construcción de una serie de obras que hoy son emblemáticas de Bariloche. Especialmente se destacan el Centro Cívico, la iglesia catedral y el Hotel Llao-Llao. Por esa época comenzó el interés por los deportes invernales, y se comenzaron a explorar los cerros vecinos para desarrollarlos. Las primeras actividades y competencias de esquí se desarrollaron en el Cerro Otto, cuyas pendientes llegan hasta las afueras de la ciudad.








lunes, 26 de noviembre de 2012

Uribelarrea

Con sus casas centenarias, sus diagonales y sus calles de tierra “Uribe” es un pintoresco poblado ubicado a unos 20 kms al sur de Cañuelas por ruta 205. Fundado como Colonia Agrícola en 1889 por Miguel Nemesio de Uribelarrea ha perdurado casi intacto desde su fundación. En el centro del pueblo se encuentran la Plaza Centenario con diseño octogonal y la iglesia “Nuestra Señora de Luján”, de estilo neogótico, diseñada por Pedro Benoit e inaugurada el 18 de diciembre de 1890. Uribelarrea fue polo lechero durante los años ´30 y ´40, comunicado a través del ferrocarril “del Sur”. En uno de los galpones de la antigua estación ferroviaria, en el ingreso al pueblo, se encuentra el Museo de Máquinas y Herramientas “Padre Leopoldo Rizzi” que atiende sábados y domingos de 12 a 17 hs. entrada libre y gratuita. Próximo al centro la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco inaugurada en 1894, cuenta con una hermosa capilla y fue la primera escuela de Latinoamérica destinada a la enseñanza de tareas rurales. En el acceso al colegio se puede observar el monumento a Ceferino Namuncurá y el primer monumento en el mundo a San Juan Bosco. Se pueden realizar visitas para conocer las diferentes secciones: tambo, fábrica de dulce de leche y quesos, chacinados, huerta y corrales. Los productos elaborados se pueden adquirir en el mismo establecimiento. También en “Valle de Goñi”, establecimiento de cría de cabras, se puede tomar el té y ver el funcionamiento del tambo y la fabricación del dulce de leche de cabra. Uribelarrea Ofrece una importante gastronomía: “Macedonio”, “Wimpi”, “Leonardo”, “La Escondida” y “El Palenque”. Para alojarse existe una posada “La Posta de Uribe” que funciona en una antigua casona cercana al centro y la estancia “La Figura”, de fácil acceso y que se encuentra al final del camino Valeria V. de Crotto. Perteneció a Carlos Pellegrini, hijo del ex-presidente de la nación. En esta estancia se inventó el famoso “balde volcador”, sistema para la obtención de agua de pozo basado en un balde con tapa en el fondo que se llenaba al ser elevado por cadenas y roldanas tiradas a caballo. La estancia fue restaurada en 1937 por el arquitecto Noel en estilo hispánico, destacándose la torre y el patio andaluz. Posee un campo de golf y se pueden realizar actividades ecuestres. “Uribe” es un poblado que conserva la historia y la tradición, es común ver cerca de la estación carreras cuadreras y actividades folklóricas que son organizadas por los centros tradicionalistas. En suma, realizar cabalgatas recorrer las tranquilas calles del pueblo, andar en bicicleta o simplemente caminar hasta “el túnel de árboles” en el borde del ramal ferroviario, lo llevarán al pasado de este pequeño pueblo “de película” que atrae a cineastas para la filmación de películas, cortos y publicidades. “Evita” de Alan Parker, “Juan Moreira” de Leonardo Favio, entre muchas otros filmes rodados aquí son ejemplo de ello.

                                                   

















Huellas de Colonia

Las huellas definen una presencia en la fugacidad y permanencia de la luz y el color. Nos cuentan una historia, nos trasmiten una serie de sensaciones que nos transportan a lugares y tiempos diferentes y alejados del “ahora”.
Estas imágenes nos trasladan a la vida de esas personas y personajes que transitaron estos suelos, llenos de texturas, de silencios, de ambiciones, de esperanzas. Nos invitan a reflexionar, a sentarnos y mirar hacia atrás para evaluar lo andado, tomar aire y poder continuar.
Nuestro camino, es nuestra historia y en él, subyace en busca de la esencia de la vida.